Publicado el

Telas para ropa camilla

¿Con ganas de que vuelva el frío para hacer uso de las telas para ropa camilla?

A pesar de que las telas para mesa de camilla tienen en la actualidad  muchas diferencias con aquellas mesas de camilla que recordamos de nuestras abuelas, (reliquias de mantel tejido a ganchillo o crochet y retratos o estampitas sobre ella), su esencia sigue siendo la misma: el agradable confort que proporcionan.

Hoy en día  las mesas camillas desempeñan un papel menos familiar o social que antes convirtiéndose en un complemento más funcional para ciertos espacios de la casa como salones y comedores.

telas para ropa camilla

¿De dónde procede la mesa de camilla?

La mesa de camilla no es un invento español por mucho que parezca. ; Se podría decir que es una invención universal.  Su origen procede, probablemente,  del Medievo en Europa donde se usaba la “taula” cubierta de un mantelón. Se usaban grandes tableros dispuestos en los espacios de tal manera que sirviesen para mostrar las viandas. Pero estas taulas medievales resultaban imposibles de transportar con lo que se empiezan a usar tableros más bastos y menos lujosos y, a fin de no dejar ver la sencillez de estas mesas, se engalanaban cubriéndolas con mantelones. De aquí viene la expresión “vestir la mesa”.

Además, teniendo en cuenta esos castillos o salones del Medievo, imposibles de calentar en épocas de frío, se arrimaban las mesas al fuego lo máximo posible apareciendo, con el tiempo, los infiernillos o braseros que los siervos colocaban a los pies de sus amos, bajo las taulas y cubiertas con los mantelones.

Los mantelones pasan así de engalanar a dar confort. Se pasa de la mesa de comedor a otras mesas más sencillas y prácticas con muchos usos como leer, coser y reunirse. Suponía la única fuente de calor, aparte del fuego del hogar, por lo que pronto se convirtieron en el centro de la vida de la casa. Su uso las perfecciona y populariza ya que, además, resultan muy baratas y fáciles de construir.

Por lo tanto, en la actualidad, las mesas de camilla vuelven a aquel concepto del Medievo de embellecer siendo muy usadas en restaurantes, hoteles y, por supuesto, en los hogares, dándole a los ambientes un toque decorativo y confortable al mismo tiempo, de manera rápida y accesible.

Las telas más apropiadas

Las telas para ropa camilla más apropiadas son las telas Chenillas.  Supone un tejido muy cálido ideal para las estaciones más frías que, además, tiene múltiples usos para confección como tapicería, decorar paredes, cabeceros de cama, cojines y, en general, toda la decoración del hogar.

Galerías Madrid ofrece una amplia gama de telas Chenillas con texturas muy diversas (aterciopeladas, relieves, rugosas…) de muchos grosores y motivos muy atractivos y variados como florales y orgánicos, de fantasía, geométricos, de rayas, lisos… Y todos los modelos se presentan en una amplísima gama de colores a elegir.

En definitiva, resulta difícil que no entren ganas de que llegue el otoño o el invierno para sentarnos alrededor de la esperada mesa de camilla y cubrirnos con sus telas tan cálidas al calor de la estufa; “Son los pequeños placeres de la vida”.

*Todas las telas vienen a 2’80 m de ancho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *